PLAN DE AUTOPROTECCIÓN

¿QUÉ ES EL PLAN DE AUTOPROTECCIÓN?

El Plan de Autoprotección es el documento que recoge el conjunto de medidas diseñadas e implantadas para evitar la materialización de situaciones de emergencia, y en su caso, para minimizar las consecuencias derivadas de un siniestro y optimizar los recursos disponibles existentes al respecto. Toda esta información debe estar debidamente recogida y ser conocida por todos los ocupantes del Centro para evitar respuestas improvisadas que conduzcan a la desorganización y el caos durante una eventual y urgente evacuación. Una correcta planificación en este sentido contribuirá a mejorar la eficacia de la intervención y reducir el tiempo de evacuación, detectándose también con ello posibles deficiencias que se pudieran manifestar, para así poder subsanarlas.

El Plan de Autoprotección del IES Sierra Blanca, se actualizará cada curso y llevará como líneas maestras de actuación las siguientes:

  • Análisis de riesgos

  • Revisar los riesgos posibles proponiendo las medidas necesarias para evitarlos

  • Medidas de autoprotección

  • Revisar, de forma preventiva, los recursos materiales para actualizarlos: extintores, directorios de teléfonos de urgencias, etc.

  • Actuación ante una emergencia

  • Revisar las normas de actuación, en caso de siniestro, para actualizarlas

  • Informar a alumnado, profesorado y familias de las normas y actuaciones a seguir en caso de siniestro

  • Realizar simulacros que pongan en práctica la organización anterior

 

INSTRUCCIONES SIMULACRO DE EVACUACIÓN

Una vez que se produzca una emergencia. Se alertará al jefe del equipo de emergencias que junto con el profesorado de guardia acudirán al lugar de los hechos y evaluarán la gravedad. Una vez que el Jefe del Equipo de Emergencia General tipifica la emergencia como Emergencia General y haya que evacuar el Centro, deben realizarse una serie de maniobras que deben estar claras para todo el personal (docente, no docente y alumnado) y que se resumen en los siguientes pasos:

 

1

El Conserje hará sonar el timbre con tres pulsaciones largas. Pasados 15 segundos volverá a realizar la misma operación.

2

El jefe del Equipo de Emergencia avisará a los equipos externos de protección (bomberos y ambulancias).

3

Los conserjes abrirán las puertas de salida de emergencias, fijando su posición para evitar que se cierren durante la evacuación.

4

Se procederá a cortar la corriente eléctrica de todos los módulos.

5

Se iniciará la evacuación de todo el personal que se encuentra en el interior del edificio con el siguiente orden:

 

El alumnado sin recoger ningún objeto personal, formará rápidamente una fila al lado de la puerta del aula.

El alumnado comenzará a salir ordenadamente del aula, cuando así lo indique el Jefe del equipo de evacuación de aula, mientras que los otros dos miembros del equipo de evacuación del aula (delegado y subdelegado), cerrarán las ventanas y se sumarán al final de la fila de su clase.

El Jefe del equipo de evacuación del aula (profesor de la clase en ese momento) será el último en abandonar el aula con su parte de faltas en la mano, cerrando la puerta de la misma para evitar corrientes que facilite la propagación del incendio.

El alumnado de la planta baja irá en fila siguiendo al equipo de evacuación de aula, saliendo por la puerta asignada. La evacuación de la planta se realizará por las aulas más cercanas a las escaleras, hasta las del final del pasillo.

El alumnado de las plantas superiores bajará por la escalera dejando un pasillo central suficientemente ancho para el paso de los responsables o equipos de extinción y salvación que pudieran acudir y saldrán por la puerta asignada.

El alumnado de las plantas superiores no comenzará a circular por la planta inferior hasta que no quede ni un solo alumno o alumna de dicha planta.

Los Coordinadores de planta (profesores de guardia) serán los que coordinarán la salida de cada uno de los grupos a la planta. También comprobarán que no queda alumnado ni en servicios ni en ninguna dependencia, así como verificarán cualquier incidencia que le haya reseñado cualquier Jefe de equipo de evacuación de aula.

Una vez en la planta baja cada grupo saldrá a la zona de seguridad donde se situarán en fila, procediéndose por parte del Jefe de evacuación de aula al recuento de los alumnos de la clase.

Una vez realizado el recuento informará al Jefe del equipo de emergencias de las novedades existentes.

Si en el momento de la evacuación un alumno se encontrara fuera del aula, se unirá al grupo más cercano. Avisando al Jefe del equipo de evacuación del mismo. Una vez en la zona de seguridad se unirá a su grupo.

En todo momento cada grupo atenderá las indicaciones de los miembros del equipo de evacuación del aula. El grupo permanecerá unido. La evacuación se realizará en silencio, sin prisa pero sin pausa. No se intentará adelantar a ningún compañero o compañera, ni se parará durante la evacuación. También queda prohibido pararse en las puertas de evacuación.

Es conveniente para que tanto el profesorado como el personal no docente y principalmente el alumnado estén preparados para una situación de emergencia y  la realización de prácticas de evacuación o simulacros.

Los principales objetivos:

  • Conocer los edificios y sus instalaciones, la peligrosidad de los distintos sectores y los medios de protección disponibles para conseguir la evacuación de una forma ordenada y sin riesgo para sus ocupantes en el menor tiempo posible

  • Concienciar al alumnado, profesorado y resto de la comunidad educativa sobre la importancia de una emergencia y su reacción ante ella

  • Fomentar hábitos de evacuación y desalojo del centro buscando la mayor efectividad posible

  • Enseñar al alumnado a conducirse adecuadamente en situaciones de emergencia

 

Las principales consideraciones generales en un simulacro de evacuación son:

  • El simulacro permitirá familiarizar al colectivo escolar con una actuación real y que no le sorprenda totalmente o le pille desprevenido.

  • El simulacro posibilitará poder usar adecuadamente todos los medios disponibles para aminorar la magnitud de un imprevisto desastroso, con independencia de la cantidad de medios.

  • El simulacro pretenderá detectar las principales insuficiencias en el edificio, al igual que, definir las medidas correctoras oportunas a efectos de evacuación y actuación en caso de emergencia.

  • La realización de simulacros no pretende conseguir resultados inmediatos, sino el entrenamiento y la corrección de hábitos por parte de los ocupantes del Centro, y su acomodación a las características físicas y ambientales de cada edificio.

 

Las principales características de un simulacro de evacuación son las siguientes:

 

  • El tiempo máximo para la evacuación del edificio deberá ser de 10 minutos

  • El tiempo máximo para la evacuación de cada planta deberá ser de 3 minutos

  • La duración máxima de un simulacro de evacuación deberá ser de 13 minutos, es decir, la interrupción de las actividades escolares no debería ser superior a ese tiempo

  • El simulacro deberá realizarse en la situación de máxima ocupación del Centro, en su actividad escolar. Con el mobiliario en su disposición habitual. Sin aviso previo para el alumnado. El profesorado sólo recibirán las instrucciones oportunas a efectos de planificación del simulacro, pero sin saber el día y la hora del mismo. El día y la hora la fijará la Directora del Centro, según su propio criterio y responsabilidad.

PROTEGER al accidentado asegurando que tanto él como la persona que lo socorre estén fuera de peligro. Por ejemplo, no atender a un electrocutado sin antes desconectar la corriente causante del accidente. En caso contrario, el socorrista también sufriría un accidente.

AVISAR de forma inmediata tanto a los servicios sanitarios (personal sanitario, ambulancia, etc.), para que acudan al lugar del accidente a prestar su ayuda especializada, siempre que sea posible. Esta medida activa el sistema de emergencia.

SOCORRER Mientras llega el personal sanitario o se envía al accidentado (en vehículo apropiado) a un centro médico, en el mismo lugar del accidente hay que dar el socorro, comenzando por el reconocimiento de los signos vitales básicos (¿Está consciente? ¿Respira? ¿Tiene pulso?) y dar los primeros auxilios.

NO MOVER al accidentado.

NO DAR DE BEBER NI MEDICAR al accidentado.

RECURSOS Y ENLACES

APRENDE A CRECER CON SEGURIDAD

INSTITUTO ANDALUZ DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

MANUAL DE SEGURIDAD EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

noticias

Taller Soporte Vital Básico

14/02/2020

Jornadas de Puertas abiertas en el Parque de Bomberos para promocionar la campaña espacios educativos cardioprotegidos

22/03/2018

1/4
Please reload

© 2017 IES SIERRA BLANCA

Diseño BITNAGA