© 2017 IES SIERRA BLANCA

Diseño BITNAGA

Taller de ajedrez para el alumnado de 1º y 2º de la ESO

14/12/2017

El club de Ajedrez Marbella ha impartido esta semana un taller de Ajedrez a los cursos de 1º y 2º de la ESO con el objetivo de fomentar la práctica de esta disciplina en el EL IES Sierra Blanca. La práctica del ajedrez presenta multitud de beneficios para quienes los practican.

 

 

 

 

Ejercita ambos lados del cerebro

En un estudio alemán, los investigadores mostraron a expertos de ajedrez y a aficionados simples formas geométricas y las posiciones de partidas de ajedrez. Después se midieron las reacciones de los sujetos en la identificación de ellos. Esperaban encontrar que la parte izquierda del cerebro de los expertos fuera mucho más activa, pero no que lo fuera el hemisferio derecho. Sus tiempos de reacción a las formas simples eran las mismas, pero los expertos usaban ambos lados de su cerebro para responder más rápidamente a las preguntas sobre las posiciones de ajedrez.

 

Aumenta su creatividad

Dado que el hemisferio derecho del cerebro es el responsable de la creatividad, no nos sorprenderá saber que la activación de la parte derecha del cerebro de los adolescentes les ayuda a desarrollar su lado creativo.

 

Mejora su memoria y la concentración

En un estudio de dos años en 1985, los jóvenes estudiantes que recibieron periódicamente la oportunidad de jugar al ajedrez mejoraron sus calificaciones en todas las materias, y sus profesores notaron una mejor memoria y mejores capacidades de organización y concentración en el alumnado.

 

 

 

Aumenta las habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones

 

Una partida de ajedrez es como un gran rompecabezas que hay que resolver sobre la marcha, debido a que tu oponente está cambiando constantemente los parámetros y en las que hay que tomar muchas decisiones.

 

 

 

 

 

Hace crecer las dendritas

Las dendritas son las prolongaciones ramificadas que salen del cuerpo de una neurona y por las que recibe los impulsos nerviosos de otras neuronas a través de las sinapsis. Piensa en ellos como antenas que recogen las señales de otras células cerebrales. El aprendizaje de una nueva habilidad como jugar al ajedrez hace que las dendritas crezcan. Pero ese crecimiento no se detiene una vez que el niño haya aprendido a jugar; la interacción con la gente en actividades desafiantes también alimenta el crecimiento de dendritas, y el ajedrez es un ejemplo perfecto.

 

Enseña a planificar

Jugar al ajedrez podría salvarles la vida a los chavales.  Jugar al ajedrez desarrolla la corteza prefrontal, el área del cerebro responsable de la planificación, el juicio y el autocontrol. Así que es la herramienta idónea para los inmaduros adolescentes, ya que les ayudará  a tomar mejores decisiones en todos los ámbitos de la vida.

 

Próximamente se organizará en el centro un Torneo de Ajedrez. Animamos a nuestro alumnado a jugar y participar.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload